¿Cómo evitar el efecto mesa camilla el día de tu boda? consejos para novias bajitas

wedding-495271_1280

Por norma general casi todas las mujeres le damos mucha importancia al vestido de novia en nuestro gran día. A veces, nos centramos tanto en ser la princesa del cuento, que caemos en el error de ponernos todo aquello que no usamos en nuestra vida diaria: transparencias, palabra de honor, pedrería, volúmenes…

Es cierto, ese día quieres lucir radiante, pero recuerda siempre que tú eres la que debes llevar el vestido, y no el vestido a ti. Necesitas ser tú misma, y expresar tu personalidad. Si el vestido o el maquillaje de la boda difiere totalmente de tu estilo habitual, puede resultarte muy incómodo.

Muy importante: antes de empezar a sumergirte entre los catálogos de las diferentes firmas, tienes que conocer la forma de tu cuerpo. Eso te ahorrará mucho tiempo al seleccionar directamente los que se adapten a tus curvas, tu altura… y te ayuden a sentirte a gusto en un día en el que lo más importante es disfrutar de la compañía de tus seres queridos.

Un vestido para cada novia

Si has empezado a buscar vestidos, seguramente te hayan gustado muchos y encima a la modelo del catálogo le quedan de muerte, ¿verdad?  Pero, ¿tienes la misma silueta que ella?

mesa camilla

Uno de los más clásicos y recurridos en las bodas, es el vestido de corte princesa con escote palabra de honor (foto superior). Como las modelos tienen mucha altura, lo lucen muy bien, y además a ellas les favorece el volumen para crearles ciertas curvas que no suelen tener.  Sin embargo, a las chicas de baja estatura, el corte princesa puede jugarles malas pasadas si se exceden con el volumen de la falda, hasta el punto de parecer la tarta de la boda, si eres ancha, o la niña de la comunión, si eres muy delgada. Además, el palabra de honor te quitará más altura al crear un importante corte visual en la parte superior.

Si eres de baja estatura, debes evitar en la medida de lo posible los cortes que dan volumen como el tradicional o evasé (tipo Cenicienta), un sirena con un tul muy abierto hacia los lados en la parte de abajo, o un princesa demasiado dramático.

corte princesa

Cenicienta

Estilos que podrás lucir si eres precavida con el volumen

Corte princesa: el corte va  a la cintura, desde la que sale una amplia falda. Alarga visualmente el torso siempre y cuando tengas una cintura pequeña pero, dependiendo de la diferencia de volúmenes puede pasar de ser elegante, a parecer la tarta de bodas más empalagosa.

princesa
Corte Princesa

Corte Sirena: este estilo te hará parecer mucho más bajita si lo llevas muy marcado con un tul que salga muy disparado a la altura de las rodillas. Ten en cuenta, además, que en los catálogos las modelos no suelen llevar el can can debajo, por lo que en la imagen da la sensación de menos apertura  y por lo tanto parece que estiliza más de como se ve en realidad; y si quieres poder andar libremente el día de tu boda, necesitarás llevarlo para evitar que te vayas pisando el vestido a cada paso. Pero no te preocupes, si quieres resaltar tus curvas pero lucir esbelta puedes seguir optando por el corte sirena sustituyendo una cola con un tul muy agresivo, por otra de un guipur suave que tenga una caída más liviana.

corte sirena
Corte sirena con cola de tul
Corte sirena con cola de guipur
Corte sirena con cola de guipur

¿Cuales son tus cortes más favorecedores?

Si eres bajita con algunos kilos de más, el corte en A será ideal al alargar la figura. Es entallado en el torso hasta la altura de la cintura, desde donde va abriéndose poco a poco a lo largo de la falda. Es muy agradecido, porque al no tener corte en la cintura suaviza las formas y ayuda a disimular las caderas y ciertas desproporciones.

Corte en A
Corte en A

Si por el contrario estás delgada, puedes optar por el corte Recto, o el corte Imperio (justo debajo del busto) que también nos aportan altura. Este último además, es ideal para personas muy delgadas con poco pecho, o para mujeres embarazadas.

imperio
Corte Imperio
Corte Recto
Corte Recto

En cuanto a tejidos, los que más te favorecerán serán los tejidos románticos como los encajes ligeros o ciertas sedas de líneas verticales, o bien algunos más tiesos como el raso o el mikado, si quieres un estilo más sobrio.

El peinado también puede ayudarte, si optas por darte volumen a la altura de la coronilla o un moño alto. Así como pequeños detalles de pedrería a partir de la cadera. Puedes recurrir a los vestidos de novia cortos para alargar las piernas.

Finalmente, deben evitarse las colas muy largas. Si deseas llevarla, apuesta por la de tipo tribunal o corte, o la de barrido.

Pese a todo, puedes ir jugando con las telas y las formas para resaltar tus puntos fuertes y adaptarlo al tipo de vestido que más te guste, siendo fiel siempre a tu propio estilo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s