¡Están ocurriendo cosas mágicas!

pompas-perro

Todo empezó con un anuncio que dice: no es magia, es orden.  Y nosotras pensamos…¡todo es magia! Lo que nos ocurre día a día es MÁGICO.

¿Te has preguntado alguna vez cuál es el momento…?  Siempre estamos buscando el instante ideal para empezar cosas, con la tendencia de mirar siempre hacia el futuro, pensando que este se encargará de nosotros. Y vamos retrasando todo para el día siguiente, sin darnos cuenta de que el futuro lo creamos nosotros con nuestras acciones y pensamientos. Todo lo que hacemos, aunque nos parezca insignificante, tiene su repercusión. El momento siempre es AHORA.

Todo tú estás lleno de magia. Simplemente la capacidad que tienes para poder decidir, de ponerte en marcha, de generar acciones (que no por pequeñas dejan de ser importantes) ¡ya es mágico! ¿No crees?

¿Y si hablamos de esas pequeñas cosas que hacen que tu día sea mágico? Para empezar (después de leer nuestro post ;p) levanta la vista de tu ordenador  y mira hacia  adelante; mira el cielo, los árboles, siente el aire y el sol en tu rostro… este será, posiblemente, el primer momento especial de tu día.

arbol

Otra cosa fascinante en tu día es comunicarte de todas las formas posibles: la sonrisa, las caricias, un beso, un abrazo… ¡no nos negarás que es un momento completamente mágico! A veces ves estrellas que se quedan en tu retina durante todo el día…

Trata de usar tus sentidos de una forma más consciente. ¡Son increíbles! Si aprendes a saborear cada momento, cada mirada, cada olor con toda tu atención, descubrirás cual fascinantes y seductores pueden ser tantos instantes del día. Eso sí, para eso tienes que parar y SENTIR.

Otro momento mágico es cuando haces algo que realmente te gusta. Intenta sacar un poco de tiempo al día para aquello que te fascina, que te hace desconectar y te recarga las pilas. Últimamente estoy muy cerca de “locas” maravillosas que están rodeadas de perros y creo que los momentos que están con ellos también son mágicos; se ve en la mirada de los animalillos… Y es que para muchos, un paseo por el campo con estos nobles compañeros es, sin duda, uno de los mejores momentos de su día.

magia1

La noche también suele ser mágica: ese momento en el que llegas a casa, te quitas los zapatos y te pones cómodo. Una luz tenue, quizás una copita de vino… ¡y qué momentazo ese en el que sientes la casa más tuya que nunca!

En el encanto de la madrugada se pueden generar oportunidades para encontrarte, para seducirte a ti mismo. Para hallar ese punto en el que estás satisfecho de tus acciones, de quererte, de mimarte… Nos diréis que ese no es otro momento de los más extraordinarios del día…

Si no eres capaz de encontrar estos chispazos, y tus instantes se tornan un poco vulgares y rutinarios,  lo mismo has perdido tu rumbo. Pero no te preocupes, siempre habrá alguien que te ayude a encontrar una  nueva dirección en tu camino. Generar un nuevo plan de acción para que vuelvas a disfrutar de esos elementos mágicos que flotan en el ambiente, es simplemente cuestión de capturarlos.

Y como cada día somos más cuentistas, hoy os traemos estas líneas para reflexionar. No os olvidéis que siempre podéis compartir vuestros pensamientos con nosotros; y este será nuestro AHORA MÁGICO 😉

LAS ESTRELLAS DE MAR

Había una vez un escritor que vivía a orillas del mar; donde pasaba temporadas escribiendo y buscando inspiración para su libro.

Una mañana de invierno, cuando salía a pasear por la playa se sorprendió al ver miles de estrellas de mar sobre la arena. Prácticamente estaba cubierta toda la orilla.

Se entristeció al observar el gran desastre, pues sabía que esas estrellas apenas podían vivir unos minutos fuera del agua. Resignado, comenzó a caminar con cuidado de no pisarlas, pensando en lo fugaz que es la vida, en lo rápido que puede acabar todo.

estrella mar

A los pocos minutos, distinguió a lo lejos una pequeña figura que se movía velozmente entre la arena y el agua. En un principio pensó que podía tratarse de algún pequeño animal, pero al aproximarse descubrió que, en realidad, era una niña que no paraba de correr de un lado para otro: de la orilla a la arena, de la arena a la orilla.

El hombre decidió acercarse un poco más para investigar qué ocurría:
Hola -saludó.
Hola -le respondió la niña.
¿Qué haces corriendo de aquí para allá? -le preguntó con curiosidad.

La niña se detuvo durante unos instantes, cogió aire y le miró a los ojos.
¿No lo ves? -contestó sorprendida- “Estoy devolviendo las estrellas al mar para que no se mueran”.

El hombre asintió con lástima:“Sí, ya lo veo, pero esto que haces no tiene sentido, primero es su destino, morirán y serán alimento para otros animales y además hay miles de estrellas en esta playa, nunca tendrás tiempo de salvarlas a todas. Tu esfuerzo no tiene sentido”.

La niña se agachó, cogió una estrella que estaba a sus pies y la lanzó con fuerza al mar:“Para esta sí que ha tenido sentido”.

El escritor se marchó un tanto desconcertado, no podía explicarse una conducta así. Esa tarde no tuvo inspiración para escribir y en la noche no durmió bien, soñaba con la joven y las estrellas de mar por encima de las olas.

A la mañana siguiente corrió a la playa, buscó a la joven y le ayudó a salvar estrellas…

                                                                                                                             

                                                                                                                   Cuento sufí

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s